Apertura económica exigirá autocuidado de la población para evitar la COVID-19

0
150

Con el reporte de 411 nuevos contagios de coronavirus, seis fallecimientos y una inconsistencia en el número de pruebas diarias de PCR del país, la República Dominicana se aboca este miércoles a reactivar gradualmente su aparato productivo y parte del sistema de transporte público.

La situación plantea un serio reto para las autoridades, no sólo en términos sanitarios sino también para una ciudadanía que deberá extremar las medidas de autocuidado para evitar infectarse con el virus durante el reinicio de las actividades laborales.

Durante su intervención en la que dio a conocer la evolución diaria de la epidemia, el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, admitió que el restablecimiento de las actividades económicas por necesidades económicas de la población y del empresariado nacional, supondrá un enorme desafío para el sistema sanitario que verá aumentada la demanda de servicios clínicos y hospitalarios e implicará un aumento de la vigilancia epidemiológica para la búsqueda activa de casos sospechosos o sintomáticos para su aislamiento.

En ese sentido, insistió en la necesidad de que en los centros de trabajo se establezcan protocolos para garantizar el distanciamiento físico entre los trabajadores y la consiguiente responsabilidad de la población para mantener las medidas de higiene, como el lavado de manos frecuente y el uso de mascarillas, a fin de evitar posibles rebrotes. “El Gobierno hasta el día de hoy, y los datos cada día van confirmando, ha podido mantener una situación de control estable que se expresa en la baja tasa de letalidad, el número de recuperados que se ha dado con la epidemia y cada vez se va evidenciando en la estadística epidemiológica. Por otra parte, ahora con la apertura, pues lógicamente la necesidad de que la población pues, sea más cautelosa todavía, en vista de mayor flujo de personas que tendremos en las calles por razones de tipo económico y social”.

Según el funcionario, ninguna nación del mundo que ha comenzado el proceso de desescalada puede dar garantías absolutas para evitar daños colaterales a la salud pública, sino que casi todas han tenido que tomar medidas complementarias y hacer correcciones en el proceso.

“Tenemos que seguir viviendo con la COVID-19 y mantener la economía o nos mata la COVID sentados en la casa, y con las actividades restringidas de la economía donde la gente está perdiendo su trabajo, se pueden desabastecer las necesidades fundamentales de la población, entonces esto es un dilema que tienen todas las economías de cómo producir la reactivación económica que va a traer más flujo de personas en la circulación laboral y ciudadana y eso, va a producir una amenaza a la cura principal que tiene el virus, que es el distanciamiento físico y eso es un desafío también para el sistema de salud”, admitió.

Dijo que lo que se busca es reducir el impacto que podrían tener estas medidas a fin de mantener equilibrado el sistema y que no haya un desborde de las clínicas y hospitales. “Los casos hasta ahora están revelando que la generalidad, más del 96% de los dominicanos sufre la enfermedad y se ha recuperado y se ha reintegrado de nuevo a la vida y ha desarrollado desde luego la inmunidad. Yo diría que, en buena medida, estamos en camino hacia el desarrollo de la inmunidad de rebaño que es el deseo que tienen todas las sociedades”, dijo.

Al ofrecer el boletín epidemiológico número 60, Sánchez Cárdenas anunció que el número de casos positivos confirmados ascendió a 12,725 y la cifra de fallecidos escaló a 434, colocando la tasa de letalidad en 3.41 por ciento. Destacó que de los nuevos casos, 134 se detectaron en la provincia Santo Domingo, 102 en el Distrito Nacional, 48 en La Romana, 29 en La Vega, 22 en San Cristóbal y 20 en Santiago. Asimismo, informó que tras el egreso de 41 pacientes el domingo, el número de recuperados ascendió a 6,613, otros 3,638 están en aislamiento domiciliario y 630 están hospitalizados, de los cuales, 142 están en Unidades de Cuidados Intensivos y solo 60 bajo ventilación mecánica.

En espera de resultados

Unas 980 personas del Gran Santo Domingo están a la espera de los resultados de las pruebas de PCR realizadas durante los operativos de jueves a sábado en 50 de las barriadas donde hay una mayor incidencia de coronavirus. Sánchez Cárdenas explicó que solo seis de estas personas tuvieron que ser hospitalizadas y una parte ya ha recibido la notificación para el debido proceso de seguimiento en sus hogares. Durante la visita a 47,287 hogares fueron realizadas 8,010 pruebas rápidas, de las cuales solo 570 resultaron positivas.

5 personas con tuberculosis y VIH han muerto

Refiriéndose a las personas con comorbilidades como las que padecen VIH o tuberculosis, Sánchez Cárdenas explicó que de las 4,752 viviendo con VIH en el país, sólo 12 de ellas, incluyendo ocho privados de libertad han contraído el coronavirus, de las cuales dos han muerto.

En cuanto a las 1,381 personas que están dentro del programa de control de tuberculosis, dijo que solo 14 privados de libertad se han infectado y tres han fallecido.

El ministro dijo que aunque hasta ayer, no había niños ingresados por COVID-19 en los hospitales infantiles Arturo Grullón y Robert Reid Cabral, unos seis infantes estaban hospitalizados en la Maternidad de Los Mina en condiciones estables y sin gravedad.

Defiende capacidad de respuesta de plataforma Aurora
Según el ministro el tiempo promedio de respuesta de la plataforma Aurora, que al día de ayer había recibido 287 mil interacciones, incluyendo 12, 278 asistencias médicas remotas y 344 emergencias atendidas es de apenas 48 segundos.

Aunque muchos ciudadanos han expresado sus quejas por la tardanza de respuesta del sistema, el funcionario dijo que existe un alto nivel de satisfacción entre las personas que han solicitado la asistencia.

Mantente inform